El país de las maravillas

El país de las maravillas

En La Florida, te cuento, hay unos gatos. Gatitos, en realidad, aunque nunca supe si eran sólo dos, tres o más.

Incluso el domingo en el San Martín encontré este minino calentándose al sol que, cuando quise tomar la foto, se volteó de la cámara imagino en señal de protesta por la derrota ante Aurich y la mala campaña de Sporting Cristal este 2011.

¿A qué viene esto de los gatos?

Pues que yo creía que eran simples gatos pero al parecer no eran varios sino uno y no era un simple gato sino que debe ser el gato de Chesiree.

Y es que aveces La Florida parece el País de las Maravillas. Ahora me vas a entender.

Ayer hubo conferencia de prensa, la conferencia de todos los martes, y Juan Reynoso salió a declarar.

¿Y qué dijo?

Bueno, se quejó del arbitraje y dejó entrever que la culpa de la derrota ante Aurich dependió más de lo que hizo Gambetta que de las razones futbolísticas que todos vimos. Osea, la culpa no es del desempeño futbolístico del equipo sino de factores externos. Eso quiere decir que nosotros estamos como cañón y que los malos son otros. ¡Que estamos super bien! ¡El país de las maravillas, cervecero!

Osea, es cierto que por más decepcionado que uno esté debe reconocer que este Cristal está mejor que el Cristal de hace unas semanas. Ahora, si quieres ver las cosas con algo de optimismo podrías decir que ya se nota el trabajo de Reynoso y, si eres de los entusiastas reynosistas, podrías decir que todo este tiempo es lo que se ha demorado Juan Reynoso en “desintoxicar” al equipo y que ya se va viendo, cual pulpa carnosa que aparece debajo de una arrugada cáscara, el fruto de su trabajo que nos va a llevar al éxito en la próxima temporada. Escoge tu nivel de optimismo (o de decepción) y haras tuya una de esas posiciones.

Pero todo. Toooooodo eso se va al tacho cuando el técnico quiere agarranos de lornas y pretende hacer creer que la culpa de la derrota la tuvo un asustado Gambetta. ¿Asustado? Sí, asustado. El árbitro vino al San Martín nervioso y pidiendo garantías como si en vez de arbitrar un Cristal-Aurich estaría entrando al Infierno de Estambul a dirigir un clásico Galatasaray-Fenerbahce. Entró asustado y salió recontra resguardado como temiendo la ira de una Guardia Extrema que estaba más divertida por el exagerado contingente policial que iracunda por un mal arbitraje.

Gambetta entró al primer escenario y pensó que estaba entrando al segundo.

Yo estuve en cancha y a mi, personalmente, me pareció que Gambetta no arbitró bien. Estuvo muy nervioso y dejó pasar faltas de ambas partes. Pero también estuvo acertado en varias cosas como en no comprarle al 6 del Aurich las faltas que inventaba cuando se tiraba al piso cada 3 minutos. En fin, puede decirse mucho pero hay un largo trecho de ahí a decir que la culpa de la derrota la tuvo él. Ojo, y no digan que estoy hablando en base a lo que yo interpreté de las declaraciones de Reynoso que, en el parte oficial del club, se dice eso mismo.

Este año Cristal se quejó mucho del arbitraje y más de una vez con justa razón. Pero no hay que abusar así como se abusó en el partido ante Melgar o en el último ante Boys. El arbitraje peruano es de un nivel despreciable, es cierto, pero utilizar el argumento del arbitraje como un telón que evite una autocrítica es dañino. Y es dañino para Sporting Cristal como institución aunque esta tiene directivos e hinchas que no necesariamente se van a comprar lo que diga el técnico, como en esta situación, pero sobre todo es dañino para el técnico que se va haciendo una imagen de soberbia que no es buena. Equivocarse no es malo y, aunque nadie obliga a Reynoso que lo reconozca publicamente, sería mejor si tampoco aprovechara las conferencias de prensa para ensayar excusas que, de tan usadas, ya suenan totalmente falsas.

Y algo más: no le faltes el respeto a tu hinchada que el domingo llenó el San Martín. Ellos están molestos por tú trabajo y la pobre campaña, no por el árbitro.

Ahora que lo vuelvo a ver, de repente el minino no quiso ver la cámara porque no quería que, además de las declaraciones del técnico, su sonrisa nos haga pensar aún más que estamos en el Pais de las Maravillas.

P.D. Si has leído el parte oficial del club verás que el técnico respondió a la prensa sobre otros temas más:

  1. Reynoso dice que tiene contrato hasta el 2012, es cierto, pero parece que la idea es replantearse las ideas al final de esta temporada. No sorprendería si el contrato no se cumple.
  2. Cuando Reynoso llegó, su objetivo no era salvar el descenso. Su objetivo era el título por que aún estuvimos ahí. Salvar el descenso se volvió objetivo cuando empezaban a pasar los partidos y no podíamos sumar de a tres. Ahora, la copa internacional (léase “Sudamericana”) es objetivo luego de que, ganando dos partidos, estamos a un paso de salvar el descenso. Pero matemáticamente aún podemos descender así que … hay que ganar estos cuatro partidos bien dificiles que se vienen (CNI en Iquitos jugándose su última chance para quedarse en primera, San Martín queriendo Libertadores, León queriendo Playoff o Libertadores, Huancayo queriendo Playoff y Libertadores) no nos olvidemos que en la puerta  del horno …
  3. Es cierto que Reynoso también hace un análisis de fútbol en su conferencia pero hubiera sido mejor si no hablaba de los árbitros. ¿Ven cómo las cosas pierden o ganan según la forma cuándo y el momento cómo se dicen?

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación