La Cancha: Sporting Cristal 2 – Universidad César Vallejo 1

La Cancha: Sporting Cristal 2 – Universidad César Vallejo 1

Por -
0 7

Es bueno ganar. No es bueno creer que un triunfo soluciona todo.

Es bueno tener el resto suficiente para voltear un partido. No es bueno creer que dos jugadas afortunadas hacen que un mal partido deje de serlo.

Es bueno alentar al equipo. No es bueno meterle mucha levadura al tema.

Revisando mis archivos, he encontrado que la última vez que volteamos un partido por el torneo local fue el 17 de julio del 2010 cuando empezamos perdiendo ante Inti Gas por autogol de Yotún y terminamos goleando 4 a 1. Y antes de eso fue el 19 de junio del 2010 cuando Alianza Atlético nos anotó el primero y pudimos voltear a 2 a 1. Más de un año. Y si quieres más estadística, es el primer partido en el que metemos más de un gol desde el 13 de marzo de este año cuando le ganamos 2 a 1 a Unión Comercio.

Y antes de que nos digan nuevamente que Cristal juega el mejor fútbol del campeonato, que no hemos encontrado hasta ahora un equipo que sea superior a nosotros en la cancha, y todo lo demás, yo me quedo con una lección: en la cancha deben estar los mejores. Y es que no es complicado darse cuenta que el Chino Ximénez – con todo lo poco que ha hecho durante el campeonato – es más delantero centro que el ganosísimo José Shoro. No me malentiendas, yo a Shoro le veo muchas ganas, mucha intención, mucho empeño por poder darle a la camiseta que viste lo mejor que puede. Pero a veces con empeño no alcanza. Shoro falló atrás cuando su estatura y peso no resultaron suficientes para estorbar a Pfeiffer y evitar que éste, en el primer ataque de Vallejo, la mande adentro. Shoro falló luego cuando, en el primer ataque serio de Cristal ya en el segundo tiempo, la mandó arriba a dos metros de un arco desguarnecido. El Chino, que conoce su oficio, entró y la primera pelota que le llegó a la cabeza entró. Y ahí está: en el equipo deberían jugar los mejores. Shoro podrá ser un buen muchacho y un delantero de peso pero el Chino, de entre toda la plantilla, demuestra ser el que define. Y ojo, con eso no estoy diciendo que Ximénez es lo mejor que existe pero sí que es un jugador que esta un pasito más arriba que el resto y por eso debería alinear.

Pero el tema no se circunscribe a Shoro. Lo de Ross fue a cuentagotas y uno se empieza a preguntar si no será verdad que Reynoso tiene razón y Alva, con todo lo resistido que es y con todos los goles que no para de fallar, no termina siendo el mejor de la plantilla en esa punta. Por cierto, ayer Alva no inició. Entró en el segundo tiempo en reemplazo de Shoro y se falló dos goles. Primero mandó un cabezazo al palo cuando el partido iba empatado y luego se hizo una jugada de crack y definió con excesivo lujo y mandando la pelota ligeramente arriba. Igual recibió sus pifias.

El arquero de Vallejo hizo mucho tiempo. Garay lo apuró en el primer tiempo.

¿Y Rivas? Por qué mandar a un jugador de buen pié como Valverde a la banda y poner a Ross en la punta cuando se puede poner a Rivas en la banda (que lo hace bien) y aprovechar a Marcio? En fin. Decisiones varias que Reynoso, haciendo durante meses lo que el sentido común no aconsejaba, dio lugar a que se cuestionen continuamente.

Y se cuestionan precisamente porque, luego de los necesarios correctivos, el equipo recién empieza a funcionar. A no ser, claro, que estemos jugando a eso: hacer un mal partido en el primer tiempo y ver si en el segundo podemos corregir los problemas. ¿No sería más adecuado empezar desde el arranque haciendo un buen partido?

El Chino Rivera, saludado por la tribuna desde su ingreso a la cancha del San Martín, hizo su tarea y paró a su Vallejo bien atrás. Durante todo el primer tiempo no corrió problemas ya que sabía que asfixiando a Espinoza y apurando a los laterales era poco lo que podía hacer Cristal. La celeste empezó, entonces, a mandar centros cada vez más atrás para que las pelee Shoro. Aún así, en el primer tiempo, el mayor peligro lo terminó llevando Revoredo.

Cristal juega un futbol lento, errático, que abusa del pelotazo. Eso durante la mayor parte del tiempo. De rato en rato, sin embargo, algunas jugadas le salen pero eso es muy poco para un técnico que lleva meses trabajando y que gozó de largos periodos de suspensión de campeonato en el que pudo trabajar tranquilo sin la presión de los partidos en seguidilla. Mucho handicap y aún es poco lo que se ve.

Finalmente, amigo cervecero, si no soy yo debes ser tú pero hay alguien que nos está trayendo mucha, muchísima suerte. Hay que encontrarlo y llevarlo siempre al estadio. Eso por que, así nomás, en dos fechas seguidas, no tienes tanta suerte como para que centros lanzados a cualquier lado se terminen metiendo al arco y haciendo goles salva partido. Parece que el de arriba ya se cansó que estemos últimos y nos está dando una buena mano. Ya si ni con esas ganamos …

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación