El cambio esperado.

El cambio esperado.

Por -
0 44

Es gracioso como uno se desconecta un par de horas y el mundo se para de cabeza. A estas alturas ya ustedes deben saber más que yo sobre la “Noticia del Domingo” que fue la renuncia de Juan Carlos Oblitas así que no te vengo a traer primicias. Más bien te pongo el enlace a la comunicado del club en la que explican un poco la versión oficial. Si la quieres revisar, puedes dar click AQUI.

Yo tenía rumores de que si en estas últimas fechas no se lograba aunque sea una victoria, el tiempo se iba a acabar para alguien. Pensé que se referían al técnico pero creo que no era de eso de lo que me hablaban. Osea que esta noticia no sería algo “repentino” sino más bien planteado hace tiempo. La pregunta, entonces, sería determinar quién puso esa condición.

Cambiando de tema, no creo que me falten dedos en el cuerpo para contar a los hinchas de Cristal que no han celebrado la noticia de hoy en la noche. Así que si eres de aquellos que no veían las horas de que Juan Carlos Oblitas se fuera de Cristal, creo que tienes mucho motivo para abrir el champagne. Así que ábrelo, sírvete un buen vaso y haz un brindis.

¡Salud Cristal!

¡Salud Cristal! (foto: peru30.wordpress.com)

Perfecto.

Ahora vayamos a ver las cosas un poco más en blanco y negro.

Ya en varios comentarios de posts anteriores había soltado un poco mi idea respecto a esto y ahora te la suelto a bocajarro (ver este y, sobre todo, este) : sale Oblitas y aún nada se ha solucionado. Seguimos penúltimos, seguimos sin meter goles, seguimos contando con los mismos jugadores y seguimos con los mismos problemas internos que hacen que, por ejemplo, hace casi 10 años que no sacamos un juvenil exportable.

– Claro – me dirás. -Es que el tema no sólo iba por la salida del Ciego sino que ese es un primer paso para el renacimiento de Sporting Cristal – y ahí es dónde yo quería llegar. Si me dices eso coincidirás conmigo entonces en que la salida del Ciego, por sí sola, no significa nada y que, para que tenga el significado que todos quieren, se tienen que realizar varios actos más. Varios actos que irían, dependiendo de lo que quieras y de lo que entiendas por “mejor manejo de la institución”, desde despedir a todos los que trabajan en el club hasta realizar ligeros cambios de gestión y de personal. Entonces, si la salida de Oblitas llega a ser en realidad aquel “inicio de una nueva etapa” que todos queremos va a depender más de lo que se haga a partir de ahora en adelante que del mismo hecho de su salida.

Juan Carlos Oblitas (foto: elcomercio.pe)

No me malentiendas. Yo consideraba que Juan Carlos Oblitas debía dar un paso al costado. Considero que él es el principal responsable (por algo es el Gerente General) del pésimo rendimiento del año pasado y, con mucha más razón, de este 2011. Ambas temporadas que llevó como Gerente General fueron rotundos fracasos y toda institución que se precie no puede mantener un directivo que en sus dos años de gestión no ha hecho sino fracasar. Oblitas me merece todo el respeto como jugador y todo el reconocimiento como técnico (por que a pesar de idas y vueltas y lo malo de su último año, cuando yo cuadro las cuentas, sus números y logros me parecen positivos) pero definitivamente como dirigente ha tenido un muy mal paso.

Entonces, de que debía salir, debía salir.

En lo que yo no estuve de acuerdo era en apurar una salida para ocasionar una situación de desgobierno del que, de repente, no podríamos recuperarnos rápidamente. Claro, ese no parece ser el caso hoy por hoy.

Pero bueno, el tema es que ya salió.

Y entonces, ahora hay que pensar en qué hacer para lograr ese “inicio de una nueva etapa” que todos están esperando. Pero antes te comento un detalle: yo sé que la memoria es frágil, ingrata y, sobre todo, incoherente. Incoherente porque tras un tiempo termina vitoreando a quien hasta ayer insultaba o, por el contrario, insultando a quien hace poco ensalzaba.

¿A qué viene eso?

A que leo y escucho que muchos celebran la llegada de Carlos Benavides. Yo no tengo nada contra el Chino de quien me consta que es un buen profesional y que en su desempeño corporativo se ha manejado, hasta donde llega mi conocimiento, de una manera más que solvente.

Pero el Chino ha sido ya directivo de Sporting Cristal ocupando la Gerencia Deportiva entre el 2004 y el 2008, periodo en el que coincidió en el manejo con Diego Rebagliatti. Y si bien en ese periodo logramos el campeonato del 2005, también jugamos la triste temporada del 2007 (que estamos repitiendo este año) y tuvimos la desagradable lucha interna por la defensa de nuestra insignia y nuestros colores que la Corporación quería cambiar. En su periodo se contrató a Chemo del Solar y a Sampaoli, al Potro Figueroa, a Sebastián Dominguez, a Marcello Martusciello y a Ramiro Fassi. Y si me apuras por algún dato más, te diré que en su periodo fue que se trató de tan mal manera a Jorge Soto y a Luis Alberto Bonnet.

Ahora ya no nos acordamos de esto y algunos pueden estar creyendo que Benavides es el antónimo de Oblitas cuando, si me preguntas, yo creo que es más de lo mismo. Sólo que en mejor envase y sin tanto anticuerpo. Osea que si tu crees que el “inicio de una nueva etapa” ya empezó, te invitaría a pensar de nuevo. Sobre todo tomando en cuenta que hasta hoy en la mañana, Carlos Benavides ya era directivo de Sporting Cristal y que presidía la Comisión de Menores. Sí, Menores. Precisamente aquella parte del club que tantas incógnitas trae y de la que tantos rumores poco agradables salen.

Benavides ha sido en todos estos años un funcionario de alto nivel de la Corporación Backus. Entonces, si tú creías que con la salida del Ciego está cambiando la relación (buena o mala) que hay entre el club y la Corporación, piénsalo de nuevo. Benavides es más hombre de la Corporación que el mismo Oblitas. Evidentemente eso no tiene nada de malo, el mismo Cantuarias – que es tan aceptado por la hinchada – es un peso pesado de Backus. Y, a fin de cuentas, el club es de la Corporación, pues. Y además, sí lees el comunicado del club, te darás cuenta que tampoco es que Oblitas se vaya lejos, está pendiente de que acepte la invitación que le han hecho para que se mantenga en el directorio de la institución.

El directorio en pleno de Sporting Cristal. Si Oblitas acepta quedarse como directivo, la foto no va a perder actualidad. (foto: clubsportingcristal.pe)

A lo que voy con todo esto es que no hay que creer que este es el año de los cambios en el Perú. Ya está demostrado que las cosas, mientras más cambian, más siguen igual. Es muy probable que Benavides tenga las mismas instrucciones que en su momento tuvo Oblitas y tenga, además, las mismas ideas que el Ciego, los mismos amigos que el Ciego y los mismos gustos futbolísticos que el Ciego. No te olvides que cuando Benavides fue jugador, fue pupilo … del Ciego.

Pero, vamos, como te dije hace un rato, Juan Carlos Oblitas ya tenía que salir inclusive aún en el supuesto de que su salida termine siendo sólo un cambio de nombres. Y te repito, yo considero que tenía que salir por los rotundos fracasos que pesan en su espalda pero me niego a pensar que su sola salida sea una garantía de nuevos tiempos. Los nuevos tiempos van a depender de muchas otras cosas. Y no me gusta que se engañe a la gente haciéndole creer que porque sale uno, todo ya se arregló.

Carlos Benavides cuando asumió la presidencia de la Comisión de Menores (foto: siempreceleste.com)

Todo esto, sin embargo, no quita que tengamos que esperar a ver cómo asume Benavides este puesto y si, a pesar de mis vaticinios, trae algún nuevo aire a Cristal. Personalmente yo preferiría que llegue a Cristal alguien con un perfil profesional más especializado en gerencia deportiva y manejo de instituciones deportivas y que no esté tan ligado a la Corporación. Es decir, a la capacidad comprobada, yo hubiera preferido que se le sume algo más de independencia. Ahora, si eso es lo que en el fondo se quiere hacer y estamos a la búsqueda de alguien con ese perfil, por lo menos hubieran podido avisar desde ya la provisoriedad de Benavides en este cargo.

Pero, claro, eso no es lo que importa ¿verdad? Vamos, sírvete un vaso más y tomátelo a la Salud de la institución. Total, ya se fue el Ciego y ahora todos los problemas del club se han solucionado.

¿O no?

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación