La Cancha: Alianza Unicachi 1 – Sporting Cristal 1

La Cancha: Alianza Unicachi 1 – Sporting Cristal 1

Por -
0 26

En un partido decepcionante para su hinchada, Sporting Cristal empató 1 a 1 con Alianza Unicachi.

Cristal salío con Heredia en el arco, Granda por derecha, Rivera y Fernandez al centro, y Quina por izquierda. . Al centro Casas y Frezzotti, en la banda derecha Aquino y en la izquierda Torrejón. Completaron adelante Palacios y Pando.

Se notó un equipo cansado y duro, producto tal vez de los trabajos físicos que se han hecho durante toda esta semana en la que se ha realizado una “mini-pretemporada”. Más allá de eso, Cristal salió muy ligerito mientras que al frente encontró un equipo ordenadito y que quiso jugarselo todo. En un inicio se abusó de los pelotazos largos que resultaron inefectivos. Los minutos siguientes del primer tiempo fueron realmente vergonzosos en los que se no se atinó a nada y Unicachi jugó a placer incluso anotando un gol de buena factura. El desempeño por la banda derecha (Granda y Aquino) fue muy bajo aunque no se salvó ninguna línea del equipo.

Al segundo tiempo Cristal salió un poco más entonado pero se perdió en un partido mediocre y trabado. Ya habíamos logrado el empate terminando el primer tiempo cuando un remate de Palacios rebotó en el arquero puneño y ahí estuvo Pando para añadirla. Pero en el segundo tiempo, lejos de los debuts de Ross, González Vigil y el juvenil Bulos, no hubo nada para Cristal.

GONZÁLEZ VIGIL DEBUTÓ CON LA CAMISETA DE CRISTAL Y ESTUVO DE ESPALDAS AL ARCO.

El partido terminó con un equipo cervecero que renunció al ataque, se paró en la cancha con mucho orden y respetando sus líneas y conjuró al Unicachi. Una táctica amarrete que buscó no arriesgar este partido en la confianza de poder dar vuelta a la serie en el encuentro de vuelta este miércoles. Sin embargo esta actitud motivó las quejas de la hinchada cervecera que lo tomó, con toda justicia, como una falta de respeto del equipo a su gente.

Unicachi se fue contento por que jugó un buen partido y nos dominó por momentos. Cristal se fue confiando en que su nombre, su plantilla y su camiseta jugarán a favor en la vuelta. La gente se fue decepcionada porque, más allá de que estemos bien o mal, la idea es que a un club de Segunda División había que ganarle necesariamente. No tanto porque corra riesgo la clasificación a la semifinal de este Torneo Intermedio sino porque somos Sporting Cristal y estabamos jugando – detalles aparte – en nuestra cancha.

Un partido decepcionante que deja abierta la necesidad de vencer a los puneños en la vuelta. Y eso sería imperativo, el ambiente no está como para regalar cosas y, menos aún, como para perderlas ante un equipo de segunda división. Si el equipo entiende que tiene que valorar un ambiente armonioso con la tribuna para el inicio del campeonato, es necesario que gane este partido que viene a como dé lugar.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación