La Cancha: Sporting Cristal 4 – Inti Gas 2

La Cancha: Sporting Cristal 4 – Inti Gas 2

Por -
0 45

Dos momentos claves:

  1. Inti Gas se queda con diez hombres.
  2. Erick Delgado tapa el penal

Estas dos jugadas explican en gran parte el resultado. Cristal ganó bien el partido pero está lejos de convencer. Nuevamente la defensa regaló dos goles a los visitantes y nuevamente se repitieron errores.

¿Cuáles?

Bueno. Te contaré:

1. Edwin Pérez. Justo cuando pensábamos que ya no había duda que Edwin no debía salir de la defensa, Víctor Rivera volvió a echar mano de él y lo mandó al mediocampo. La ausencia de Carlos Lobatón y la falta de confianza por lo que puedan hacer Bryan Salazar o Tarek Carranza motivaron que el Chino decidiera volver a jugársela por Pérez junto a Yancarlo Casas. Y nuevamente pasó lo que suele pasar cuando Rivera toma esta decisión: los problemas de Pérez se hacen aún más evidentes y termina complicando más el juego del equipo que solucionando algo.

2. La defensa. Breyner Bonilla y Ricardo Martínez no han dado seguridad. Nuevamente la defensa se vio lenta y abrió muchos espacios. Cada ataque de Inti Gas fue como para persingnarse y de los cuatro que conté, dos entraron. Lo que dije en el partido pasado (que no era que la defensa estuvo bien sino que Total no nos atacó) quedó confirmado. Un equipo ordenadito como este Inti Gas se las arregló para hacernos daño y, si no se hubieran dado las jugadas que menciono al inicio, hubieran tranquilamente amargarnos la tarde.

3. Nos mecen. Cristal juega despacio, lento. Tal vez sea eso a lo que se refieren quienes dicen que Cristal juega el mejor fútbol del campeonato (aunque me permito dudarlo). Lo cierto es que Cristal mantiene la pelota en el mediocampo y la mece, la toca, la pasa de un lado a otro pero … no ataca. Hay muchas duda al momento de atacar y, si bien a trompicones intentamos mantener la pelota en el medio, eso no nos lleva a nada útil.

¿Por qué?

Es evidente. El equipo busca tener la pelota en el medio pero, si la pierde, estamos en aprietos por que la defensa no es segura. Y aparte, de tanto tenerla en el medio, nos vamos enredando nosotros mismos porque no encontramos la forma cómo desfogar ese control en ataque.

4. Los laterales. Ya es disco rayado ¿no? Es la de siempre. Lo bueno es que ya no están Jeickson Reyes y Wenceslao Fernandez. Lo malo es que Jean Pierre Cáncar y Yoshimar Yotún no estuvieron bien. Cáncar estuvo flojito nuevamente en la marca y Yotún no destacó sino por el irresponsable rechazo al centro del área que hizo en el segundo gol del Inti.

Pero… ¿hubo cosas buenas?

Claro que sí.

1. Ganamos. Eso es bueno. Y es algo que, este año, no se ha dado tanto como debería ser.

2. Luis Advíncula. Es la figurita del equipo. Parece que el moreno ya dejó de ser el correlón de inicio de año y ahora patea al arco más seguido (y con más puntería). Pero, además, las últimas semanas parecen haber creado un Advíncula referente, que pide la pelota, que putea y que lucha. Este rendimiento va a tener que ser constante para poder decir que el jugador ha crecido pero, si me apuras, te diré que parece que ese crecimiento no sólo sería a nivel de fútbol sino también a nivel de personalidad.

Claro, el problema es que si antes dependíamos casi enteramente del Chino Ximénez en ataque, ahora parece que lo hacemos de Advíncula. ¿Cuándo volverán los dos a estar juntos en la cancha?

3. Andy Pando. Cumplidor, discreto y luchador. Aprovechó los regalos del arquero ayacuchano y la empujó adentro. Sin lujos, hizo su trabajo. Va bien al cabezazo y acompaña bien los ataques. El Chorri lo buscó mucho y la mayoría de veces lo encontró. Puede mejorar pero su rendimiento es, de lejos, mejor que el de Néculman y que el que mostraron Leiva y otros delanteros. Es el mejor suplente que ha tenido Miguel Ximénez y, tal vez, con un poco más de confianza y trabajo podría pelearle el puesto.

4. Erick. Uno puede criticarle muchas cosas pero … cuando se le necesitó, Erick hizo lo mejor que pudo. Es cierto que el remate de Olcese fue avisado pero … igual tapar un penal es tapar un penal. Y este penal no sólo evito que Inti Gas nos empate sino que, sobre todo, fue el acontecimiento que marcó la victoria de Cristal. Luego del penal, Inti Gas fue sólo una desesperación.

Y eso fue el partido con Inti Gas. Ahora vamos a Alianza.

No es secreto que los mejores partidos que jugamos este año fueron contra Alianza. Sería lindo terminar de cortarle sus posibilidades. Y es que, con la forma cómo se está desarrollando esta liguilla, eso es a lo único que podemos aspirar con seriedad.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación