¿Por qué debemos jugar contra Alianza en el San Martín?

¿Por qué debemos jugar contra Alianza en el San Martín?

La noticia era previsible pero ya esta oficializada: la posición de la dirigencia de Sporting Cristal es jugar contra Alianza en el Estadio San Martín este sábado 21 de agosto a las 15:00.

Se daba por descontado que la dirigencia aliancista iba a hacer un dramón para no ir y sorprendió que el gordito Alarcón confirmara que Alianza va a ir al San Martín. Y contento todavía.

Pero como yo no le creo (y creo que sus acreedores tampoco le creen), me hago la idea de que toda la dirigencia aliancista va a llorar como hace un año y le va a pasar la voz al Ministro del Interior (que dice ser hincha de Cristal), a algún congresista que es constantemente beneficiado con pases de cortesía, al Presidente de la República (que dice ser hincha victoriano), al Presidente de la ADFP (sujeto más aliancista que Cubillas), a Burga, al Presidente de la CONAR, al Presidente del Poder Judicial, al Jefe de la Policía, y al Comandante General de la Marina de Guerra del Perú si es necesario para que se unan a su llanto y asusten a todo el Perú respecto a la tragedia que puede haber si vienen a jugar acá.

En fin. Eso es previsible.

Y previsible va a ser que la dirigencia de Sporting Cristal tendrá una dura semana en los siguientes días para evitar que las influencias le ganen a nuestro derecho. Ya ganamos una vez frente a Universitario y se debería tener la misma suerte ahora contra Alianza Lima. Aunque, claro, ganarle a una dirigencia tan pésima como la de Universitario no es algo muy dificil, ¿no?

Entonces, yo creo que lo que hay que responder es: ¿Por qué los hinchas de Cristal ( y su Dirigencia) defienden tanto la opción de jugar este partido en el San Martín?

Acá pongo algunas reflexiones en forma de respuestas.

1. Porque Cristal es local.

La gracia de tener un campeonato en partidos de ida y vuelta es precisamente, que cada equipo tenga la oportunidad de aprovechas las ventajas deportivas y extradeportivas que le ofrece jugar en su cancha.

Ese es el tema. Entonces, si el local quiere jugar sus partidos en una determinada ciudad, en un estadio sin gente, en una cancha sin tribunas, etc. da igual. Con tal que avise al inicio del campeonato, no hay problema.

Ahora, claro que hay requerimientos mínimos, ¿no? Entonces, siempre y cuando se cumplan dichos requerimientos mínimos, el local elige dónde jugar y eso se debería respetar.

2. La hinchada que visita es lo de menos.

Consecuencia lógica de esta situación es que el local debe cuidar de dar comodidad a los suyos. Entonces son válidas situaciones como poner la entrada visitante más cara o disminuir la capacidad de entradas de la tribuna visitante. ¿Por qué? Por que al local, lo que le interesa es que vaya su gente. ¿La hinchada del visitante? Esa no importa. Sólo hay que garantizarle lo mínimo y punto aparte.

Entonces, es irrelevante que a Matute vayan siempre diez mil personas a ver a Alianza (que no lo hacen). ¿Por qué? Porque este partido no se juega en Matute. Así de simple.

Y si, bueno, al San Martín sólo van a ir 900 no hay ningún problema. Esa masa de gente que dicen que se aglomera en las puertas del estadio siempre que juegan es lo de menos. En una sociedad civilizada entran a un espectáculo los que tienen entrada. Los que van a pararse a la puerta no importan. Y si esos implican peligro, se los desaloja de la vía pública. Así de simple.

Repito. En este partido el local es Cristal y lo que menos debe importar es si mucha o poca gente de Alianza se queda sin ver el partido. La ADFP debe velar por que Cristal pueda ejercer su derecho a ser local y a Cristal lo único que le debe interesar es que SU GENTE vaya en buen número al estadio.

¿Que siempre juegas con diez mil? Te felicito. Es para eso pues que tienes tu propio estadio. Pero ahora vienes al mio y en el mío sólo van a entrar 900. Si te gusta, bien. Si no te gusta, no importa.

Total, que yo recuerde, cuando nosotros vamos a Matute sacan pocas entradas a norte y alguna vez nos mandaron al codo.

3. La seguridad.

La U ya lo hizo.

Cuatro matones de internet hicieron pancartas diciendo que iban a entrar a popular por la fuerza.

¿Que pasó?

Que entraron con tranquilidad al gallinero que les preparamos, vieron su partido, y se fueron con las mismas.

¿Que hicieron?

Nada.

¿Por qué?

Porque acá las cosas no están para ceder ante tres o cuatro infelices. La seguridad se hizo para cumplirse y se cumplió bien. La hinchada visitante se reunió en su sitio, se les puso buses, se les trajo, entraron por la parte acondicionada al respecto, ahí mismo abordaron los buses para regresarse, los dejaron en su sitio y nadie dijo nada.

Y así debe ser siempre. Si algun barrista gracioso quería acercarse, no podía pasar ninguna de las rondas de seguridad que se pusieron. Entonces, no fue tan cierto que iban a tomar la popular o que a las afueras del San Martín iba a haber un mar de gente pugnando por entrar.

Y la preparación fue perfecta.

4. La ubicación del San Martín.

Se critica al estadio por que sus puertas están todas juntas. Eso es cierto. Pero eso no es problema. ¿Por qué? Por que los únicos que van a utilizar esas puertas son los hinchas de Cristal. Los visitantes vienen en bus y se meten al terreno de Maestranza de la Municipalidad de San Martín de Porres.

¿Y los que quieran ir a Occidente?

Bueno, pues tendrán que darse el vueltón. Tendrán que mantener perfil bajo y tendrán que cumplir las condiciones mínimas de seguridad. Además que históricamente, la gente de occidente no es de venir en grupos numerosos listos para un enfrentamiento. Por ahí no hay problema.

¿Que tendrán que darse un vueltón?

Es lo de menos. Para ir a Matute, nosotros también damos un vueltón. Y para ir al Monumental, no te cuento. Entonces, que el aliancista que quiere ir a occidente va a tener que caminar harto es lo de menos.

¿Que no podrán ir caminando con su camiseta?

No me fastidien.

El partido con Universitario demostró que se puede hacer un operativo bien preparado para que el ingreso y salida de las hinchadas, desde el San Martín, se haga con total tranquilidad. Aunque parezca dificil, se demostró que es bien facil limitar el acceso al estadio gracias, precisamente, a la vía de evitamiento que funciona como una barrera natural.

Entonces, un cordón acá, otro allá y listo. El laberinto está hecho.

¿Qué se puede decir en contra?

Nada.

5. Nuestro compromiso.

El partido es sábado.

El compromiso es llenar nuestro estadio. Llenarlo de tope a tope. Si bien popular y oriente serán 100% celestes, el compromiso es no permitir que vengan muchos visitantes a occidente.

Por que, podremos estar últimos, pero esta es nuestra casa y tenemos que hacerla respetar.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación