Olla de grillos.

Olla de grillos.

Por -
0 59

Leo esta noticia en El Portal Celeste y pienso que Cristal, hoy por hoy, es una verdadera olla de grillos.

¿Qué dice esa noticia? Que Osterling pide que se quede Rivera y que se vaya Oblitas porque (1)  no esta haciendo nada (¡habla ahí!) y porque (2) lo que puede haber hecho no ha marcado la diferencia.

A parte que le sale recontra caro al club.

A ver.

Cuándo Osterling se fue, yo barajé algunas opciones señalando que tenía la impresión de que la interna dirigencial cervecera no estaba tan pacífica como parecía. Eran dos opciones que copio textualmente:

Entonces barajo dos opciones:

a) A Osterling le están pasando la factura de los errores dirigenciales de los últimos, hummm, cinco años. Él acepta esta situación aunque no está de acuerdo por que considera que la culpa no es sólo suya y no dice nada por que no quiere tirar barro a más gente y “hacerle mala imagen a la institución”.

b) La Corporación Backus no entiende que la situación del club es delicada, los directivos de peso (habla, Francois) no se inmutan, y Osterling – que es celeste hasta los huesos así se molesten varios – se indigna. Ante la enésima negativa de la Corporación y la Directiva de mojarse un poco más y sacar al equipo de esta situación tan medioecre, Osterling renuncia y se va indignado. No dice nada por que no quiere “hacerle mala imagen a la institución” y por que “los trapitos sucios se lavan en casa”.

Entonces, vamos por partes.

Osterling, para empezar, no es santo de mi devoción. Siempre he sido crítico con él y su gestión por que me pareció que no tomaba muy en serio su condición de vicepresidente del club a la par que, como miembro de la directiva, lo considero responsable de los desaciertos que hemos visto en los últimos años.

Pero, la opción b) de las que barajé parece ser la más se acomoda.

A mi me huele (otra vez conjeturo, como siempre) que la salida de Osterling se debió a un encontrón con Oblitas. En la pulseada de poder, Oblitas (Director Gerente) le ganó a Osterling (Vicepresidente) y este tuvo que irse. Caballero, Osterling no dijo nada y se fue.

Pero ahora suelta la bomba sutilmente.

Esto implicaría que Osterling quería cambios y Oblitas no o que, al revés, Oblitas quería cambios y Osterling no. Yo me decanto por esta última. Para mí que Oblitas tiene en mente algunos cambios que le resultan interesantes (aún no sé cuáles) pero que no necesariamente resultarían provechosos para el equipo y, logicamente, para la hinchada.

Pregunta 1: ¿Cuál habrá sido el tema que inició la discusión entre Osterling y Oblitas?

Pregunta 2: ¿Contestará Oblitas a esto?

Pregunta 3: ¿Tiene algo que ver Fernando Oblitas en todo esto? Digo, para no perder la costumbre.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación