La Cancha: Sporting Cristal 1 Juan Aurich 1

La Cancha: Sporting Cristal 1 Juan Aurich 1

Por -
0 50

Cómo te podría explicar, a ti que tienes un estadio para ochenta mil y que a tu equipo en su aniversario sólo van a verlo poco más de cinco mil.  ¿Cómo te podría explicar esta pasión que hace al pueblo celeste unirse y seguir a Cristal en esta su hora más oscura? La grandeza no se mide en bolsas de cemento, definitivamente.

El pueblo celeste no te abandona nunca.

El pueblo celeste no te abandona nunca.

Cómo te podría explicar, a ti dirigente cervecero, que piensas que pides paciencia a la hinchada luego de cuatro años de fracasos. Cómo te podría explicar a ti que vienes de otro lado y no conoces nuestra historia y el hecho de que Cristal siempre jugó a ganador. Cómo podría explicarte a tí que no le das importancia a la gente que paga su entrada esta pasión que hace que el pueblo celeste venga a ver al club que tú colaboras a desarmar? La grandeza, felizmente, tampoco se mide por la billetera.

La grandeza se mide en la fuerza del lazo aquel que une a un club con su gente.

Y en el Rímac, ese lazo es más grande de lo que jamás podrás imaginarte. Ayer jugó Cristal y su gente vino en buen número a verlo. Por que, por más que estemos golpeados, esta pasión no se entiende: se vive.

Pero me parece que quienes sí lo entendieron un poco fueron, precisamente, aquellos en cuyos pies está la posibilidad de enderezar este entuerto. Lo digo porque  ayer vi en el equipo una actitud distinta.

¿Que a qué me refiero?

En realidad, cervecero, mientras veía el partido trataba de entender y de buscar cómo explicarte qué es lo que yo vi diferente. Y, como no encuentro mejor forma, lo tengo que hacer mediante un ejemplo. Era como si hasta el partido pasado, el jugador de Cristal jugara el balón con la intención de deshacerse de él, no lo quería. Mmás que pasarlo lo rechazaba. Mas que lanzar un centro, pateaba la pelota lo más lejos posible. Nadie quería mojarse con el problema. Ayer, en cambio, vi por pasajes una actitud contraria: una actitud de buscar el gol, de buscar el pase, de pasar el balón y tratar de recibirlo.

Advíncula jugó un buen partido.

Advíncula jugó un buen partido.

Por eso no me sorprendió que el gol de Cristal haya venido así: de pared. Advíncula y Lobatón hicieron lo que siempre se debería hacer. Triangulación y defensa visitante descolocada. Golazo.

Pero no sólo en eso. Aurich es mucho más equipo que varios que vinieron al San Martín y salieron victoriosos. Más que Gálvez, más que Cienciano. Inclusive más que Vallejo me atrevería a decir. Si ese equipo nos cogía como estuvimos la semana pasada nos pasaba por encima. Pero fue al contrario. Cristal como que se supo en deuda y no dejó de buscar todo el partido. Lo vi al Chorri creando bien por derecha en el primer tiempo. Lo vi muy bien a Lobatón entendiendo que es él quien tiene que ponerse el equipo al hombro. Me gustó las ganas de Carranza aunque se desesperó en el último toque. Me gustó lo de Bonilla que no sólo mejora todo lo visto en defensa en lo que va del año (lo tuvo seco a Manco) sino que también es una carta ofensiva constante.

Loba.

Loba.

Realmente fue el mejor Cristal que he visto en fechas. Si así jugáramos siempre

Pero, siempre vienen los peros, con tantas cosas buenas ¿por qué no ganamos?

Acá te digo mi opinión:

1. Por que nos falta contundencia. Si antes no pateábamos al arco, ahora pateamos como quince veces y sólo metemos una. No todo es falta de capacidad, ¿eh? Algunas veces si hay fallas garrafales en definición como las de Carranza o Yotum en el primer tiempo, pero también es cierto que los arqueros han estado bien, los árbitros han estado mal y otras la pelota no entró por que los duendes que cuidan el arco contrario no quisieron.

Bonilla lleva peligro. En esta chocó la pelota al travesaño.

Bonilla lleva peligro. En esta chocó la pelota al travesaño.

Cristal debe concretar más. Lo de Néculman supuestamente iba para esto pero Néculman no es mago. Al argentino lo veo bien, por lo menos mejor que Villarreal, pero un sólo hombre no iba a solucionar el problema. ¿O sí?

2. Por que Cristal juega como equipo por ratos y la otra parte del tiempo sigue siendo un grupo de jugadores que tienden más a la individual que a la colaboración. Hay momentos en el partido en que se nos apaga el chip y de pronto empezamos a jugar feo, mal. Cada quien tira para su lado y volvemos a buscar el centro y el pelotazo a cualquier lado.

3. Por que Bonilla es bueno pero no es Supermán. El gol de Aurich fue un regalo de Wenceslao que no supo cómo marcar a Ascoy. El colombiano intentó pero no pudo llegar. Erick también pudo hacer más pero nuevamente fue la defensa la que lo vendió.

4. Por que cuando el mediocampo renuncia a ponerse el equipo al hombro, perdemos todo el peso ofensivo. Con el Chorri en la cancha, el mediocampo creó. Palacios jugó más cerca al arco contrario y eso ayudó a que Ximénez no tenga que bajar. Cuando salió el Chorri, Ísmodes empezó a jugar para él y el Chino tuvo que bajar más. Ahí perdemos peso y oportunidades.

El Chorri se lleva la pelota. A veces parece que sí.

El Chorri se lleva la pelota. A veces parece que sí.

5. Por que Buckley siempre Buckley tiene una chuleta en los ojos y por que el juez de línea de oriente no sirve para el arbitraje.

Yo no sé si es que el Chino dijo en esta semana las palabras que no había dicho antes o si es que los jugadores se han dado cuenta que pueden poner un poco más de lo que usualmente ponen o si es que algo tiene este equipo que hace sus mejores partidos ante Aurich. Lo que sí sé es que la presentación de ayer sirvió aunque sea para borrar en algo la vergonzoza que se dio ante Gálvez.

Este es el infeliz que nos robó un gol. Luna se apellida.

Este es el infeliz que nos robó un gol. Luna se apellida.

Lamentablemente, hace rato que ya no alcanza para mucho. Así que no me vengan acá a hablar de puntos, de distancia con el primero o con el segundo. No me vengas a hablar de copas internacionales, ni siquiera. No te burles más de nosotros.

Lo que quiero es que Cristal vuelva a sentirse como Cristal. Que ya no nos falten el respeto en nuestra casa y que volvamos a confiar en nosotros mismos. Se viene Chalaco y sería bueno ganarle a ese equipo complicado allá en Huacho. Luego viene Alianza. Nosotros seremos locales (en el San Martín esperamos todos) y ahí la presión se volverá a prender.

¿Llegamos a salir del túnel?

¿Llegamos a salir del túnel?

Podremos haber perdido toda opción a pelear el título pero acá, en Cristal, no hay un descanso. Todavía tenemos que pelear por lo más importante que tenemos: nuestro nombre y nuestro prestigio.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación