Navia

Navia

¿Para qué poner más palabras en el título? – me pregunté – Si total, todos están esperando que hable de Navia.

Así que, capacidad de síntesis y una sola palabra: Navia.

Yo estoy seguro que no le estoy dando ninguna sorpresa, amigo cervecero, que ya todo el mundo en todos lados anunció la llegada de Reinaldo Navia a Cristal. Es más, el chileno incluso está en Lima y hoy pasó los exámenes médicos. Y tiene el gusto de tomarse fotos con la gloriosa celeste.

Pero, como siempre, acá no basta con eso. Hay que ponernos ácidos, muchachos.

Lo de Navia no es nuevo. Ya hace unos meses se voceó su nombre para Sporting Cristal pero esto pasó como el viento en primavera: de frente y sin dejar recuerdo.

En ese momento, sin embargo, se habló de lo que era Navia hasta ese momento. Un delantero de área de un muy buen pasado y un más que dubitativo presente. Muestra de eso es que el año pasado terminó jugando en el equipo que lo sacó (Santiago Morning que es un equipo chico chileno y que de vez en vez hace una buena campaña, algo así como un Cienciano, por hacer un paralelo). Pero en lo que va del año no ha tocado balón.

La verdad es que el nivel de Navia en los últimos tiempos no era lo que solía ser. Del delantero matador del América de México a futbolísta sin equipo.

Navia con las águilas. (foto: enelfut.com)
Navia con las águilas. (foto: enelfut.com)

A la par que una buena fuente en México me comentó que tenía problemas en su trato con colegas, hinchada.

Entonces, lo de Navia me parece más una apuesta a una incógnita que puede resultar buena – siempre existe la posibilidad de que el jugador retome un nuevo aire ya que no se pudo haber olvidado de jugar – que un refuerzo seguro y con convencimiento de que va a dar un golpe de timón en el plantel.

Pero … algunas pregunas.

1. ¿Navia ya es jugador de Cristal?

No, celeste. Aún no lo es.

2. ¿Navia jugará en Huánuco este domingo?

No, celeste. El libro de pases se vuelve a abrir en julio. Como Navia no ha jugado en ningún equipo peruano no es necesario esperar hasta la liguilla para que empiece a jugar de celeste. En el mejor de los casos, en julio ya podría alternar.

3. ¿Para qué lo han traído tan pronto, entonces?

La versión oficial, celeste, dice que es para que se ponga a punto físicamente. Sin embargo, a mi me queda otra impresión (no te olvides que yo conjeturo, siempre conjeturo) y es que, nombres más o nombres menos, lo de Navia – en buen cristiano – es que vino a prueba. ¿Como así? Pues sí. Una prueba como a las que van cada año un par de  jugadores de la U y regresan sin pena ni gloria.

Lo cierto es que hasta el momento, Navia no ha firmado nada con Cristal y antes de firmar van a esperar un poquito a “arreglar” un par de cositas.

Es decir, Navia ha venido a ver si intenta convencer a Rivera de que es el delantero que necesita Cristal. Si convence, se queda. Si no, se va. No les sorprenda si es que, en una de esas, se termina yendo a pesar de tanto bombo y platillo.

4. ¿Es Navia el refuerzo que necesita Cristal?

Acá sí estamos tocando carne, celeste. Y déjame decirte que no sé. Por lo pronto, de lo que yo he visto en el equipo es que – si Rivera va a seguir jugando con el esquema de cuatro al fondo – lo que más necesitamos son laterales. Con marca, con velocidad y que sepan sacar centros.

El mediocampo no me preocupa, para serte sincero. Y adelante se veía que Ximénez necesitaba un amigo, un compañero, que jale marca y que sepa sacar centros. Esa era la idea con Villarreal o Advíncula. El problema es que a Villarreal nadie lo toma en serio y no jala marca y que Advíncula saca un centro bueno por cada siete u ocho que manda a la tribuna.

Entonces, se estaría buscando un delantero que juegue por fuera, que tenga visión y que sepa servir.

5. ¿Es Navia ese delantero?

No lo sé.

Pero bueno, Cristal no le hace goles a nadie y lo más lógico (también lo más simple y menos sabio) es traer un delantero más.

En fin. El Chino sabe lo que hace.

6. ¿En caso se quede, que pasaría?

Según las bases, Cristal en todo el año puede contratar hasta seis extranjeros. De estos sólo cuatro podrán estar convocados para cada partido y es posible que los cuatro jueguen simultaneamente. Existe además una limitación para el caso de los equipos que, al llegar a la liguilla, no hayan cumplido con la bolsa de minutos pero, como Cristal es uno de los que más suma en esa bolsa, esa limitación no nos importa.

Navia sería, entonces, el cuarto extranjero de la plantilla cervecera (si es que pasa la prueba). Con ello sería posible, en un escenario ideal, que puedan jugar los cuatro en Cristal. Aunque no sé para qué estaría Villarreal ahí.

Pero … si tomas en cuenta que lo de Leguizamón para la liguilla es casi casi un hecho. Verás que ya no hay cuatro sino cinco y que de esos cinco va a haber uno que no va a estar ni siquiera convocado. El Chino no va a ser ni a balas. Navia, se supone que no. Leguizamón tampoco. ¿Martínez o Villarreal? ¿El defensa o el delantero?

Ya, lo demás, te lo dejo a tí.

Yo creo que hasta acá tenemos harto para debatir.

Empecemos!

Artículos iguales

11 912

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación