La Cancha: Sporting Cristal 0 – Cienciano 1

La Cancha: Sporting Cristal 0 – Cienciano 1

Por -
0 10

Mientras el Extremo Celeste volvía a enfrascarse en enfrentamientos en plena tribuna, motivando la intervención de la policia y ocasionando malestar a los espectadores que se congregan en esa tribuna, en la cancha el equipo iba dando una lección de “cómo perder un partido que está para ganarse”.

Sporting Cristal en tinieblas.

Sporting Cristal en tinieblas.

Hoy todos en el país hablan de la gran racha del equipo cusqueño y su “técnico-jugador” que ganaron los últimos tres partidos que disputaron bajándose en su camino a dos grandes del fútbol peruano: nosotros y ese equipo al que no lo van a ver ni sus propios hinchas. Pero, Cervecero, la verdad es que este Cienciano no era un equipo como para que nos gane en nuestra casa. Si los tres puntos no se quedaron en el San Martín fue por que Cristal no quiso tomarlos. Y para eso tenemos varias explicaciones:

1. La ausencia. Sin el Chorri y sin Lobatón, Cristal no se presentó con su “equipo alterno”. La realidad nos demuestra que en realidad Cristal perdió más de medio equipo. Lobatón es el mejor jugador del equipo y su ausencia siempre se siente. Palacios, por otro lado, demostró con su ausencia lo importante que es. Su peso en la cancha se ve más cuando no está que cuando está. Sin el Chorri, Cristal es un equipo que no le hace daño a nadie. Entre los dos, Cristal resignó la mayoría de sus posibilidades para lograr un punto positivo.

La lesión de ambos jugadores fue un golpe terrible y este partido nos demostró que tenemos plantel para, a duras penas, soportar la ausencia de uno de ellos pero que no puede soportar la ausencia de ambos.

Así, el mediocampo de Cristal se llenó de jugadores que no atinaron a nada.

2. Rivera tuvo que hacer magia con este equipo y se equivocó. Se equivocó al elegir a los jugadores y se equivocó al mantener en el campo a jugadores que no están para jugar en Sporting Cristal. Espero, sinceramente, que el Chino haya tomado nota de esto y, en la medida que las condiciones se lo permitan, tome los correctivos necesarios para evitar nuevos problemas.

Así, la presencia de Villarreal en todo el partido es inexplicable. La salida de un impreciso Valverde por un impresentable Sanchez también fue equivocada a la luz de lo que pasó en el campo. La inclusión de Carranza fue una apuesta arriesgada por un jugador con calidades pero que demostró que todavía no puede asumir el rol de conductor que el equipo esperaba. La inclusión de Ísmodes ya empezado el segundo tiempo fue algo que debió hacerse antes. Así y todo, Damián no volvió a mostrar lo que dio en Matute.

3. Vestir la camiseta celeste debe ser una motivación por si sola. Así lo demuestra, por ejemplo, Yancarlo Casas – para mi gusto el mejor de Cristal ayer – quien mantuvo la regularidad respecto de lo que mostró cuando jugó el clásico con Alianza Lima y mordió, quitó e intentó durante este partido.

Sin embargo, Cristal ayer mostró jugadores que mostraron una actitud paupérrima. ¿A qué me refiero? A que mostraron que juegan por cumplir, no se matan por Cristal. Dan el pase o patean la pelota no tanto con la intención de lograr el gol y la victoria sino con la intención de deshacerse de ella, de liberarse del problema, de no equivocarse. Entre estos advierto a Valverde, Advíncula e Ísmodes. Pero también hubieron quienes mostraron una gelidez que no puede soportarse en Cristal. Villareal y Sánchez son buenos jugadores pero tienen una ausencia total de hambre, un par de pechos frios que deambulan en la cancha. Prefiero que Cristal juegue con 9 jugadores a que tenga que jugar con hombres como estos que parecieran que entran a jugar para ellos mismos y no para el equipo.

4. El tema de los laterales es paupérrimo. Uno respeta la forma de entender el fútbol que tiene el técnico pero no por insistir en un error, éste se va a convertir en acierto. Cristal no tiene jugadores para parar cuatro al fondo. Fernández y Reyes tienen hace ya bastante tiempo un nivel que, cuando menos, podemos llamar discreto. Y siguen siendo titulares. Lo son por que no tenemos otros jugadores para el sistema que el Chino Rivera quiere aplicar. Ante esta situación, ¿no sería mejor un poco de humildad e intentar cambiar el sistema?

Si es necesario parar tres centrales al fondo para evitar tener tanta fragilidad en la defensa … pues se debería barajar la posibilidad, verdad.

5. Cristal quiso ser un cuchillo pero terminó siendo una lima. En vez de cortar se limitó a frotar. El equipo debe entender que los partidos no se ganan asustando al rival y presionándolo en su cancha. El partido se gana atacando con profundidad y buscando el remate al arco más que el centro a cualquier lado. Y hablando de centros, ¿Por que insistir con estos si resulta evidente que no ganábamos nada por arriba? Cienciano defendía con todo y con dos centrales grandazos que asfixiaban totalmente al Chino Ximénez (el único jugador de Cristal que, por lo menos, buscaba y luchaba). Si los defensas superan en número y en estatura al delantero y si además tienes al frente a un arquero que sale bien a los cortes, ¿para que malgastas el tiempo tirando centros?

En fin.

Mas que triunfo de Cienciano, esto es un partido perdido de Cristal. Por que a pesar de demostrar que era mejor equipo, no atinó a nada.

Cristal fue un equipo en tinieblas y eso despierta la duda en sus parciales. ¿Cómo es posible que un equipo sea tan irregular en tan sólo cinco días?

¿Alguien me puede responder?

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación