La Cancha: Sporting Cristal 4 – Sport Huancayo 1

La Cancha: Sporting Cristal 4 – Sport Huancayo 1

Por -
0 9

A pesar de que el marcador final nos diga lo contrario, lo cierto es que Cristal terminó el partido con angustia. Claro, los dos últimos goles llegaron en los minutos finales pero, hasta antes de que llegaran, la tribuna estaba acumulando angustia por que Huancayo estuvo cerca, muy cerca si me preguntas, de empatarnos.

Pero, en líneas generales, ha sido un buen partido de Sporting Cristal. Un buen partido que nos deja algunas impresiones.

1. Gracias Chino por ser celeste.

foto:peru.com

foto:peru.com

El personaje descollante de este partido ha sido Miguel Ximénez. El Chino no sólo mostró el sacrificio y el juego sin balón que el Chino Rivera le solicita en cada partido sino que, además, anotó tres goles y dio el pase gol del restante.

Desde el inicio del partido se mostró que este Cristal era muy superior a un Huancayo que parecia no saber a qué jugar. La defensa visitante no tuvo posibilidades de tapar el juego que por derecha hacían Carranza, nuevamente de buen partido, Valverde y Fernández aunque, claro, Wenche fue el más bajito de los tres. Así puestas las cosas, el desnivel celeste era cuestión de tiempo.

A los 19′ vino el gol. Un buen centro cruzado de Carranza encontró la cabeza del Chino que capitalizó el primer gol luego de que Villareal complicara él sólo un par de oportunidades.

A finales del primer tiempo, otro muy buen centro de Valverde fue definido con potente cabezazo cruzado por el Chino. Un muy buen gol, por cierto.

En el segundo tiempo, como lo dije antes, el partido se fue complicando de a poquitos. Huancayo descontó gracias a una jugadaza de Ávila y parecía que, si Cristal no despertaba pronto, podía llevarse un punto del San Martín y volver a prender la incomodidad en La Florida. Cristal despertó y lo hizo de la mano de Roberto Palacios. El Chorri, que corre como nadie en el país mostrando un envidiable estado físico, se puso el equipo al hombro y empezó a ir hacia adelante. Una jugada iniciada por el mismo Chorri encontró a Ximénez fuera del área. El Chino, que demuestra que no sólo sabe cabecear, lanzó el centro cruzado con una precisión envidiable. El Chorri encontró el balón frente al arco y, en simpática palomita, marcó el tercero y trajo la tranquilidad en el San Martín.

¡Cómo gritó ese gol el Chorri! Lo gritó con el Extremo y lo gritó con todo.

Y luego, devolvió el favor. Ximénez ya había dado al palo en una posición inmejorable cuando recibió un gran pase del Chorri que lo dejó en posición de definir. Y definió y se fue corriendo al Extremo. Su tercer gol y el que cerró el partido. El baile del Chino.

2. Gracias Chorri por ser celeste.

foto:peru.com

foto:peru.com

El Chorri es un jugador que trae personalidad a este equipo. Seguramente podrías acusar las pelotas que pierde o los pases que yerra pero lo que realmente te va a dejar son, precisamente, los pases que hace y las pelotas que recupera. El Chorri no sólo juega en este equipo sino que es el líder natural del mismo. Su excepcional estado físico le permite estar en toda la cancha y su gran corazón le permite ponerse el equipo al hombro y enrumbar las cosas cuando éstas parecen no estar del todo bien.

Cuando Huancayo amenazaba, el Chorri dijo ¡basta ya! y nos llevó a esta victoria.

Por eso recibe el aplauso incansable de la hinchada y por eso se le quiere cada vez más.

3. Gracias Loba por regresar.

El ingreso de Lobatón fue un sólo de reconocimiento. Todo el estadio aplaudió al jugador tan extrañado desde que corrió desde el costado a la banca para ponerse la celeste. Loba entró a mediados del segundo tiempo y la gente aplaudió su ingreso a rabiar. Se aplaudió su primer quite, su primer pase, su primer toque al balón. La alegría por la recuperación de Loba es la fiel expresión de la esperanza que la hinchada tiene en lo que puede aportar su juego.

Y no desentonó. Si bien falto de fútbol, se pudo ver que trajo el orden necesario y que se requería para ese despertar del equipo que inició el Chorri. Y, al final, casi nos regala un golazo de media cancha que hubiera motivado que cerráramos el San Martín y nos fuéramos todos a casa.

4. Gracias Chino por tus aciertos.

Y es que el técnico muestra varios aciertos a medida que pasan los partidos. Pérez es uno de ellos. Habiéndo quedado demostrado que el puesto del mediocampo ya no es para él, el técnico lo instruyó en defensa. Y Pérez cumple con solvencia. Los momentos en que Pérez se equivoca es cuando deja la defensa y empieza a ir al mediocampo. A medida que el jugador empieza a avanzar, las cosas le van saliendo más confusas. Por el Chino lo pone dónde rinde y aparentemente no lo piensa sacar de ahí.

Pero, ojo, la defensa aún está ligerita. Yotúm, que volvió luego de varios partidos, cumplió en la banda izquierda pero se le notó falto de fútbol. Eso es lógico por que el jugador está saliendo de una lesión grave. Pero su banda fue la que más frecuentó Huancayo y a partir de eso nos trajo algunos sobresaltos.

5. Gracias a la hinchada por este cariño.

foto:peru.com

foto:peru.com

Luego de que perdiéramos ante San Martín, uno esperaba que el estadio luciera vacío a pesar de la victoria ante Boys en El Callao. Pero no fue así. La hinchada no llenó el San Martín pero acudió en gran número. Y fue una fiesta. La tribuna apoyó al equipo y participó de esta victoria entregándose a todos sus jugadores. Ya no hablaremos de una nueva “luna de miel” pero si tenemos que reconocer que el gran romance que existe entre este equipo y su hinchada es una historia de amor que nunca va a acabar.

El próximo domingo nos vamos a Ayacucho. El año pasado no nos fue muy bien allá que digamos pero este equipo, avanzando de a pocos y paso a paso, con sus virtudes y sus carencias, nos permite ilusionarnos. Pero, por hoy, quiero recordar. Volver a gozar con los goles del Chino Ximénez y con el corazón del Chorri. Con esos jugadores y esta hinchada que tienen el pecho tan grande, pero tan grande, que sólo pueden caber en la camiseta celeste. La más grande de todas.

foto:peru.com

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación