La Cancha: Sporting Cristal 2 – Independiente de Santa Fe 2

La Cancha: Sporting Cristal 2 – Independiente de Santa Fe 2

A esta hinchada cervecera nadie le puede reclamar nada. ¡NADA!

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

El equipo que ganó el campeonato el año pasado hizo su partido de presentación y en él esperaban 60,000. Fueron 15,000. El  subcampeón esperaba 35,000 y fueron 18,000. Cristal – que había quedado décimo el año pasado y viene de tres años para el olvido – esperaba 10,000 y fueron más de 8,000. Y no te imagines qué hubiera pasado si el partido lo programaban domingo. ¡Uf! Ni te cuento.

Como siempre, la fiesta estuvo en el San Martín. Cualquiera hubiera pensado que este equipo había ganado el campeonato el año pasado por que estuvimos todos, ahí, aplaudiendo y gritando a voz en cuello, alegres de ver a la celeste.

A las 2:30 de la tarde, con un San Martín hermoso, empezó la fiesta. Uno a uno salieron todos los jugadores que van a defender esta camiseta y fueron recibiendo el saludo de su hinchada. Desde Héctor Cruz Cheng hasta Miguel Ximénez todos los jugadores pisaron la cancha cervecera, saludaron a las tribunas y recibieron el calor de la hinchada.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

¿Los más aplaudidos? De lejos y en este orden: Erick Delgado, Roberto Palacios, Miguel Ximénez y Carlos Lobatón. ¿Se pifió a alguno? Si. Edwin Pérez no es querido por la afición y ésta fue bien clara al respecto.

Para el recuerdo de quienes vivimos esta fiesta queda el bonito sentimiento de poder recibir a tus jugadores. Una costumbre que nunca ha sido muy ejercida en el Rímac pero que hoy, luego de la buena respuesta del pueblo celeste, debe convertirse en una obligación anual. La “Tarde Celeste” fue un éxito completo.

Luego vino el partido y ahí si hay otras cosas que ver.

El Oso fue capitán, luego de su cambio, la cinta regresó a Erick. (foto:peru.com)
El Oso fue capitán, luego de su cambio, la cinta regresó a Erick. (foto:peru.com)

¿La verdad? Este equipo me dejó con muchas dudas pero, con el paso de las horas y mediante la repetición de las acciones en mi cabeza, empiezo a tener algo más de esperanzas.

Hay que tener algo en claro. Al frente tuvimos al equipo de reservas de Santa Fe pero … no te dejes engañar. De reservas no tenían sino el nombre y más bien eran un buen equipo que fácilmente podría jugar el campeonato. Son este tipo de cosas las que te hacen pensar cuán bajo está nuestro nivel futbolístico como país y cómo un equipo reserva colombiano muestra un funcionamiento mucho mejor que casi todos los equipos peruanos.

Para nosotros, para lo que somos hoy por hoy y desde hace ya un buen tiempo, fue un rival difícil y no nos olvidemos de eso.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Ahora, lo cierto es que Cristal y este Santa Fe hicieron un partido abierto. No hubo un equipo que dominara sensiblemente las acciones aunque por momentos era Cristal quien tenía más tiempo la pelota. En lo que los colombianos ganaban era en presión y en peligrosidad. Llegaron poco pero siempre llevaron susto.

Cristal salió con Delgado en el arco. Erick no fue muy requerido pero pudo hacer algo más en los dos goles. Sobretodo en el primero. Minutos antes del gol colombiano el mismo jugador había mandado un tiro libre similar al travesaño y sorprendió a todos. Estaba cantado que el segundo tiro libre iba a ser igual.

(foto:peru.com)

(foto:peru.com)

Atrás hicieron dupla Villalta y Martínez. Muy bueno lo del paraguayo – incluso se dio maña para ir al ataque – y regularón nomás lo del Oso. Villalta se ganó la primera amarilla del partido y tuvo que salir golpeado en el tobillo. Lojas lo reemplazó pero se le vio extremadamente lento.

Lo de Cáncar por derecha fue pobre en defensa e interesante en ataque; sobre todo cuando intentaba hacer relevos con Valverde. Reyes por izquierda fue pobre en todo sentido. Lo superaron varias veces y, cuando tuvo el balón no lo supo jugar bien.

Pérez estuvo lento, impreciso y nervioso. Tal vez sea que aún no se termina de recuperar bien de su lesión o tal vez la pifeada que recibió de arranque lo terminó de bajonear. Fue rápidamente sustituido por Casas que hizo un poco más pero lo suyo pasó por el despliegue y no tanto por la claridad. Cortó muchas jugadas a través del faul y eso cuesta caro.

Lobatón estuvo retrasado – jugó casi haciendo dupla con Pérez primero y con Casas despues – y aunque mostró mucho fútbol y generó buenos ataques, desapareció por momentos. “Loba” fue cambiado por la “Chola” Salazar. Bryan jugó poco tiempo y por eso mostró poco pero resultó interesante recuperar a un jugador de la casa en ese puesto.

Lo de Valverde por la volante derecha fue bueno aunque se le debe acusar la imprecisión en los pases. Durante el segundo tiempo hacía los relevos con Cáncar y esas jugadas eran de las más claras en ataque para Cristal. Mientras estuvo en la cancha, Valverde fue el designado para cobrar  los corners. Cuando Cáncar salió por Leiva, Valverde bajó a ocupar ese lateral y perdió peso en el partido. Luego sería cambiado por Fernández. Wenche estuvo poco tiempo y no se le pudo ver mucho.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Sánchez por izquierda hizo un buen partido aunque hubiera sido genial que participe más en el juego. Mostró bastantes ganas y fue el artífice del primer gol ya que persiguió hasta el lateral un bola casi perdida y tras eso lanzó un buen centro que tenía como receptor a Ximénez. Un colombiano la desvió antes y trajo el desnivel para Cristal.

Luis Advíncula es un delantero correlón y que gusta mucho de hacer la diagonal. A veces se pierde en sus propios esfuerzos y no termina de aclarar el panorama. Habría que considerar si eso se debe a falencias en su juego o al hecho de que aún no recupera fútbol luego de la pretemporada.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Miguel Ximénez estuvo en lo suyo. Cuando le lanzaron el bombazo para que la luche arriba perdió casi siempre por que estuvo bien marcado por un defensa que lo superaba en estatura y peso. Sin embargo, las veces que la recibió en el área trajo peligro. Lamentablemente falló cinco ocasiones claras aunque ninguna clamorosa. Yo creo que lo del Chino se arregla con minutos de fútbol porque siempre estuvo ahí y, aunque no llegó a meterla, sus disparos fueron o ligeramente desviados o al palo.

Villareal (que entró por Advíncula) mostró más que la última vez que lo vi. En realidad en este partido lo vi bien. Rápido, con fuerza, con pase, generó más que Advíncula aunque tampoco estuvo acertado en la definición.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Finalmente Leiva, que entró por Cáncar, hizo lo que tenía que hacer. En su primer toque de balón conectó un córner de Sánchez y anotó el empate definitivo. Un buen cabezazo para un delantero acostumbrado a jugar pocos minutos y marcar.

El Chino Rivera habló con mucha esperanza de este encuentro y aunque el resultado no fue el que toda la gente cervecera esperaba, él no desespera y dice más bien que el equipo se va encontrando.

Yo lo que debo rescatar es que, especialmente en el segundo tiempo, vi a un Cristal muy ordenado tácticamente. Con un 4-4-2 que se dibujaba claramente en la cancha. Sin embargo, el equipo colombiano pudo romper este esquema para marcar la diferencia. Pero la disciplina táctica está ahí y eso hay que rescatarlo. También pude apreciar el ataque por las bandas (Cáncar y Valverde por derecha, Reyes y Sánchez por izquierda) y cómo éste buscaba a Ximénez. Entendí más el pedido de un delantero por los costados y me pareció que deberíamos cuidarnos mejor en los laterales.

Y ahora sí, terminaron los ensayos. El próximo fin de semana empieza el campeonato y ahí Cristal ya no puede regalar. Los defectos de falta e precisión en los pases y fineza en la definición ya deberían estar superados o casi superados. Yo – a pesar de aquellos que no duermen pensando en cómo bajarte todo lo bueno que puedas lograr – confío en tí, Chino.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Y creo que tú también.

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación