La postergación

La postergación

Hoy ya no es secreto que el partido contra Universitario que debió jugarse este fin de semana (27 y 28 de febrero)se jugará el martes 2 de marzo en la noche.

Entonces, la hinchada pone el grito en el cielo por la postergación del partido. Eso era previsible e incluso acá lo dije antes: la idea era no ayudar a Universitario. No sólo por la rivalidad que existe sino por que aún está fresca en la memoria cómo ellos no nos ayudaron el año pasado cuando teníamos que enfrentar a Estudiantes de La Plata y no nos prestaron el estadio.

Aunque, claro, a la distancia eso no fue tan malo por que el San Martín se llenó, fue una fiesta y la hinchada gozó un buen triunfo (por que nosotros le ganábamos partidos a los argentinos cuando otros equipos, que hoy se llenan de gloria por eso, no sumaban ni un punto en Libertadores) en su casa.

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Pero, antes de prender las antorchas, yo piso freno y pregunto: ¿hubo postergación?

Y para ello debemos recurrir, en primer lugar, a las bases del campeonato.

¿Qué dicen las bases del campeonato?

Las bases del campeonato dicen que cuando un equipo tiene un partido internacional oficial, los partidos locales sólo podrían programarse 72 horas antes o despues de la hora del inicio o finalización de ese partido.

¿Qué quiere decir esto?

Que si, por ejemplo, Cristal jugara un partido internacional un miércoles al medio día deberían haber 72 horas (tres días) entre el inicio o el final de ese partido el inicio o final del partido por el campeonato local.

(foto:cpnradio.com)
(foto: cpnradio.pe)

Aplicando la regla de 72 horas tenemos que  el partido por el campeonato local que juegue Cristal antes de ese encuentro (miércoles a las 12) debería terminar, como máximo el domingo anterior a las 12. Eso quiere decir que ese partido debió empezar, repito nuevamente: como máximo, el domingo a las 10. De lo contrario no estaría conforme a las bases y el partido no valdría.

De la misma forma para atrás. Si el partido internacional empezó a las doce, es previsible que terminará a las dos de la tarde. Aplicando las 72 horas tenemos que el siguiente partido sólo podría empezar el sábado a las dos. Antes no.

Okey.

Eso esta claro.

Apliquemos entonces.

La U juega este jueves a las 9 por Copa Libertadores. Ese partido terminará previsiblemente a tiro de 11 de la noche. Súmale 72 horas y tenemos que el partido con Cristal sólo podría jugarse a partir del domingo a las 11 de la noche. Es imposible jugar antes de ese momento. ¿Porqué? Por que estaríamos programando un partido en contra de lo que dicen las bases y … no valdría.

Ahora, yo no sé que piensan ustedes, pero a mi me parece que ponerse necios para jugar el partido el domingo a las once de la noche como que no era. Sobretodo por que el dueño de fecha es la U y ellos son los que proponen la hora y todo. Bueno, ellos y CMD, claro está.

Ahora, si Cristal hubiera sido el dueño de la fecha, tampoco habría mucha diferencia por que no se hubiera podido programar el partido sino hasta después del domingo a las once de la noche.

Descartado ese tema sólo nos quedaba jugar el lunes para poder cumplir con las bases. Pero … esperen un momento.

¿Qué es lo que buscábamos indirectamente con esta idea de no darle un respiro a la U?

Yo no sé ustedes pero a mi lo que me parecía es que buscábamos incomodar al equipo de Ate. Apresurarlos, hacerles jugar contra la hora, con el equipo cansado, con los titulares agotados, etc, etc, etc. Pero si las bases nos obligan a esperar tres días y además debido a cuestiones de horario tenemos que esperar un día más (lo que hacen cuatro) ¿ya cuál es la posibilidad real de incomodar a Universitario?

Ninguna.

Entonces termina dando igual que se juegue lunes o martes por que tanto en un día como en el otro, el equipo de la U vendrá fresco y resulta que estaríamos poniéndonos necios por nada. Cualquier ventaja futbolística que existiese ya se habría perdido.

E inclusive en el supuesto contrario, las cosas no habrían salido bien. Imaginemos por un momento que el dirigente cervecero se cierra en sus cabales y exige que se respete sólo lo señalado en las bases y que el partido se juegue el domingo a las 11 en el Monumental. ¿Aplaudirías? ¿O quizá tú también criticarías al dirigente diciendo que no tiene la inteligencia como para entender que un domingo a la medianoche no puede haber fútbol profesional?

¿Que qué opino yo?

Bueno. Yo creo que la idea de “postergación” se hubiera dado si se dejaba  el partido para más adelante. Y me refiero a que medie cuando menos una semana. Algo así como decir: “no jugamos el 28 de febrero y jugaremos el 15 de marzo”.

Por otro lado, las bases no nos dejan mucho margen y yo pienso sinceramente que programar el partido el domingo hubiera sido realmente absurdo.

Incluso jugando el martes no estamos propiamente “postergando” el partido sino que cumplimos con la fecha dentro de los límites que nos ponen las mismas bases. Ahora, este tema de las 72 horas tampoco me parece una mala situación per se. Me parece una regla interesante por que protege al equipo peruano que nos representa en el exterior y protege al campeonato evitando que participen equipos diezmados.

Claro que a mi también me hubiera gustado fastidiar a Universitario sólo por el gusto de fastidiarlos y de escuchar al impresentable Germán Leguía acusarnos de traidores a la patria y todo eso como suelen hacerlo cuando no logran sus objetivos por su propia incapacidad.

O como aquella vez en el 91 que les hicimos jugar el mismo día que tenían partido con Colo Colo en Chile y que recibió doble baile. En el potrero ese que tienen en Breña los bailamos nosotros y en Chile los bailaron los del cacique. Sinceramente les cambio la anécdota del bus quemado por el gusto de verlos perder dos veces en un sólo día.

Pero ya no se puede.

Ahora, si hay algo que criticar, es lo siguiente:

El dirigente de Cristal debe saber que este tema de la postergación del partido con la U era importante para su gente. Así no lo sepa en realidad, tiene la obligación de saberlo por que Cristal no sólo es Backus y DirecTV sino, principal y excluyentemente, su hinchada.

Entonces, evítate problemas y críticas y lucha por que el partido se programe lo más antes posible. Contra las bases no puedes ir y ya dijimos que jugar domingo a media noche es una patinada. Programa entonces en lunes. ¿Para qué esperar martes? Ese día de más, que futbolísticamente y dirigencialmente no implica mayor ventaja o desventaja, te pone a tu propia hinchada en contra por que suena a la tan odiada “postergación”.

En cambio, si luchabas para que juegue lunes, quedabas como rey. ¿Por qué? Por que ya no sonaba a “postergación” sino a que las bases no nos dejaron otra.

¿Simple, verdad?

¿Algo más?

(foto:peru.com)
(foto:peru.com)

Si. Gracias a Prensa Sporting Cristal ya sabemos que lo de Jorge Leiva es un esguince de tobillo de segundo grado que lo tendrá lejos de las canchas por dos semanas. Esto tranquiliza por que se pensó que podía ser más grave.

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación