La Cancha: Sporting Cristal 2 – CNI 0

La Cancha: Sporting Cristal 2 – CNI 0

Por -
4 275

La verdad es que si Cristal hubiera ganado 7 a 0 nadie se hubiera sorprendido.

¿Y por qué Cristal no ganó 7 a 0?

Pues por que la suerte estuvo de lado del CNI.

Exacto. Hay veces en los que el equipo crea situaciones de gol y no las concreta por su propia incapacidad para hacerlo. Eso pasó contra Melgar, contra Gálvez, contra Alianza. Pero hay otras, como ayer, en las que no se concretan las oportunidades por que simplemente el rival está con suerte. Por que lo que se vió ayer fue la mejor demostración de fútbol que nos ha dado el equipo este año.

Aunque no todo empezó tan bien. El equipo salió algo distraido, suelto, y el CNI se puso a jugar. Entonces superaron a Lizarbe y Villalta y Gonzáles – el “Patrón” – se vieron en apuros. Cristal no recuperaba y no generaba. Eso duró unos 10 o 15 minutos. Luego empezamos a recuperar y a dominar. El CNI no volvió a ser un reto en absoluto. Un equipo rendido y tirado atrás. Sólo complicaba por que estorbaba al momento de rematar al gol.

¿Todo se solucionó? No.

¿Cuál fue el problema? Maestri.

Así es. Maestri – que ayer no fue insultado por la “nueva” dirigencia del Extremo que se sigue mostrando complaciente (alguna mano “filial” dicen que hay metida por ahí) con los que la antigua batuta criticaba – fue un factor de distorción en el juego del equipo. Cristal llegó sólo por los extremos y se limitó a lanzar centros – muchos de los cuales fueron horrorosos – para Maestri. Parecia que si el gol no hacía Maestri, no valía. Aún así los goles más claros que se falló Cristal no fueron de él sino que fueron marrados por Prado (dos clamorosas veces) y por Sánchez.

En el segundo tiempo se sacó a Maestri y entro Sheput y fue otra cosa. Maestri declararía luego, al final del partido, que sintió un dolor y prefirieron sacarlo. Los que tenemos algo de experiencia siguiendo a Cristal no podemos evitar preguntarnos ¿Cuántas fechas sin Maestri significará ese dolor?

Sea por lo que fuera, sin el ariete y con un creador más, Cristal empezó a jugar bonito. Palacios, Lobatón, Sánchez y Sheput hicieron lo que quisieron con el CNI y Aliberti – como único delantero – no paró de intentarlo. Pero no se podía y eso aumentaba la ansiedad del San Martín. Hubieron remates que rebotaron en jugadores visitantes, los hubo también que rebotaron en jugadores celestes, hubo remates altos, hubo remates desviados, hubo remates que agarró el portero e incluso hubo un palo que devolvió lo que iba a ser un verdadero “Chorrigolazo”.

Cristal siguió atacando y fue Amilton Prado – que se falló dos claras en el primer tiempo – el que entró por derecha y fusiló al arquero visitante. Las gargantas liberaron la tensión acumulada y la felicidad volvió a vestirse de celeste. Oblitas hizo un cambio inteligente sacando a Sánchez y mandando a Casas, lo que le dió más equilibrio al mediocampo. Se siguió creando y fue Villalta quien – cogiendo un rebote en el área chica – empujó el balón para cantar el segundo.

¿Algo más? Si. Varias cosas. Uno: Alejandro González. El uruguayo se ha ganado el cariño de la hinchada. Es contínuamente aplaudido y su presencia ha ganado en seguridad en la defensa. Dos: Prado. Aún sigue en deuda considerando sus rendimientos anteriores (sacó varios centros que fueron para llorar) pero se le aplaudió y parece – sólo parece – que se reconcilia con la hinchada. Fue el jugador cervecero más requerido luego del partido. Tres: Oblitas no habló ni antes ni durante ni después. Cuatro: Lizarbe. Antonio se ha convertido en ese jugador que en silencio sirve de eje al equipo. Algo así como lo que era Torres cuando jugaba en Cristal. Va bien, Antonio, y se espera mucho de él. Cinco: para el partido contra Sullana vuelven Hurtado (suspendido por amarillas) y Pérez (lesionado).  Seis: Maestri. Es bueno que el equipo tenga un referente en el área. Es malo que el equipo renuncie a la variedad y sólo ataque pensando en Maestri. Le falta fútbol, si no se vuelve a lesionar va a volver a tener importancia en el equipo. Salvo, claro, que venga Malingas.

Ahora se viene el receso por las eliminatorias. Ojalá que, ahora que el equipo se encontró, no pase lo que pasaba el año pasado y regresemos del receso sin jugar en el nivel en que lo estamos haciendo ahora.

Es lindo volver a verte, Sporting Cristal.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

4 COMENTARIOS

  1. que partido raro… como dices, chalo, el SPORTING merecio ganar por goleada, pero el cero a cero injusto que duro hasta el minuto 25 del segundo tiempo lleno de angustia y sufrimiento a toda la hinchada… felizmente aparecio el pincel para meter un pase genial al cholito prado que revento el arco y nos devolvio el alma al cuerpo…

    se gano y es lo que importa… la defensa ha mejorado muchisimo, pero ahora fallamos muchos goles -sobre todo sin hurtado-… a proposito, que paso con el refuerzo “urgente” que pidio oblitas????

  2. ps estos partidos q tiene la celeste es para quedarse dormido,ps aun no comprendo q hace Oblitas sentado en la banca ya deberian botarlo,ya no es aquel Cristal que conoci hace 10 años todo se esta yendo a la m…

  3. Si pues se ganó, pero jugando de tal manera que bien podría haber terminado empatando o perdiendo incluso. Por dominio de juego se pudo ganar con siete, ocho goles. Pero el juego de futbol está diseñado para que gane el que mete mas goles, y el Cristal actual, así como está jugando mete un gol, quizás, por séis o siete oportunidades que tiene. Mas parecen goles fortuitos. Es decir ya no hay contundencia, personalidad para jugar, en todos los sectores del campo y en todas los aspectos. No se sabe marcar, ni siquiera atráz o en el medio, no se sabe como ingresar al área rival, desequilibrando, combinando, haciendo paredes, etc. solo, casi, nos limitamos a los centros y a ver que pasa, no se juega con la velocidad, rapidéz, requeridas, se juega muy lento y muchas vecez para atraz, no para adelante, perdiendo el factor sorpresa y sin propiciar el desequilibrio. Si a esto le sumamos que casi todos los equipos con que jugamos, parecen que tubieran mejor físico, pues luchan la pelota hasta la última y llegan a los 90 minutos corriendo mas que nosotros, que ponen mas fervor y amor propio y reclaman cada jugada, mientras nosotros nos quedamos impávidos (esto sin aluciones) flemáticos, como si no nos importara casi nada. Así pues si se juega mal como jugamos ahora y ganamos, y si así fuera hasta el final y se ganara el Campeonato, nos causaría alegría por eso por el campenonato; pero sería algo increible, imposibles. Asi como estamos, cuando tengamos que jugar con equipos mas fuerrtes o de visita, seguramente comenzarán las derrotas y empates inesperados. Esto es lo que deben ver los dirigentes y cambiar a Oblitas, y traer buenos refuerzos.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación