La Cancha: Sporting Cristal 1 – Universitario de Deportes 2

La Cancha: Sporting Cristal 1 – Universitario de Deportes 2

Por -
0 193

Aún es un equipo liviano este de Sporting Cristal. Liviano por que aun cuando se despereza y empieza a jugar como sabe da la impresión de que no está terminado, que le falta algo más de peso, de atrevimiento, de determinación.

Ayer, ante una buena asistencia de la parcialidad cervecera que se hizo presente a pesar de que la hora, el local y los precios de las entradas terminaron favoreciendo al visitante, Sporting Cristal perdió un partido que tranquilamente pudo haberlo ganado. Con él se perdieron casi todas las opciones al título del apertura y no queda sino la obligación de corregir errores y falencias con miras a un Clausura que tiene que ser mucho mejor y que debe tener, de todas maneras, final con vuelta.

Juan Carlos Oblitas mandó a la cancha un equipo novedoso, con un planteo inédito y con una sorpresa que ilusionó a la hinchada cervecera. La inclusión de Miguel Ximénez en el equipo a pesar de que había sido descartado inyectó confianza en la hinchada aunque el desarrollo del partido demostró que el goleador aún se encuentra falto de fútbol y de distancia. Incluso erró un gol clarísimo ante un arco visitante desguarnecido.

El técnico cambió la habitual línea de cuatro en defensa por un esquema con tres centrales. Villalta al medio, por izquierda Anchante y por derecha Ramos. Prado y Hernández siguieron ocupando sus respectivas bandas pero tenían una mayor vocación ofensiva. El mediocampo presentó a Razzotti y a Lobatón – irreconocible lo de Loba ayer – en una primera línea y en segunda línea Sánchez y Palacios turnándose también el papel de segundo delantero que acompañaría al goleador.

Novedoso e interesante dibujo que tardó en funcionar por que Sporting Cristal jugó a no ser Cristal durante 30 minutos. Impreciso, temeroso, inseguro, flojo en la marca, fue regalando espacios para que el visitante se nos pusiera encima en base a un juego de presión y simpleza. Un tiro libre inventado por Pacheco – que tuvo un arbitraje vergonzante con una indignante pasividad ante los fouls de la visita y con inventada rigidez contra nosotros – permitió a la visita ponerse adelante. De ahí en más mostramos un juego deprimente donde no pasan de cinco las jugadas en que Sporting Cristal pudo conectar más de tres pases seguidos. Aún así quedaba la sensación de que al visitante se le podía hacer daño por que lo suyo era más de lo mismo que siempre han tenido: pase a la figura de turno para que resuelva como buenamente pueda y tirarse atrás para reventar de punta todo balón que venga.

Así, con un poco de precisión, llegó el gol de Sporting Cristal. 30′ del primer tiempo y Cristal encontró la bisagra. Se lograron hacer más de dos pases con precisión, se pisó el área visitante con firmeza y el balón cruzado de Lobatón encontró al muchacho Sánchez quien sólo tuvo que empujarla adentro. Suficiente para que el equipo y la hinchada empezaran a creer. Y asi fue. Desde ese gol Cristal fue otro. Los pases imprecisos dejaron su lugar para una rotación segura de balón, la posesión de la pelota empezó a ser principalmente celeste y el dominio territorial también empezó a ser rimense.

No obstante, lo que faltó durante todo el partido fue profundidad. Cristal tocaba, rotaba, intentaba, corría, pero no generaba oportunidades claras de gol. El equipo empezó a pisar el campo visitante con mayor firmeza y eso, como no podía ser de otra manera, terminó generando espacios atrás que el estrenado tridente defensivo no pudo parar. Así llegó el segundo gol de la visita donde una aparente jugada en offside dejó al delantero contrario sólo y con todas las comodidades para fusilar a Heredia, de buen partido.

El equipo se retiró a los camarines dejando una sensación de que con un poco más de aplicación y suerte se podía marcar diferencias en este encuentro y bajarle las ínfulas a la masa informe que gritaba al frente. El extremo despidió al equipo alentándolo. Las cosas no se veían tan complicadas y no lo fueron por varios minutos. Durante el segundo tiempo se dispuso el ingreso de Manuel Tejada con la finalidad de generar más profundidad en los ataques cerveceros y algo de eso se logró por que Sporting Cristal tuvo algunas oportunidades de gol, siendo la más clara una que Miguel Ximénez mandó ligeramente afuera ante el arco libre.

Es ahí donde se notó que el equipo está liviano, que aún le falta un poco de oficio. Cristal llegaba incluso a jugar bien y puso al rival a su arco, dónde se sienten más cómodos por que tienen más oportunidades para reventar la pelota a las tribunas y recibir el apoyo de su gente, pero le faltaba ese toque final, esa jugada genial y de peso que definiera el partido. Con Lobatón apagado y el Chorri marcado Cristal adoleció de esa cuota de experiencia que lo convirtiera del equipo liviano que fue al equipo que podía retirarse del sintético del Nacional con una victoria bajo el brazo. Pero mostró mucha actitud y eso la barra siempre lo reconoce. Mostró actitud y mostró que cuando encuentra el ritmo va a ser un muy buen equipo. El partido de ayer, a pesar del resultado, dejó la promesa de mejores tiempo que esperemos se consoliden en el clausura.

El minuto 30′ del segundo tiempo también fue determinante. Amilton Prado se ofuscó y se ganó tontamente la expulsión tras agredir innecesariamente a Rainer Torres y hacer con 10 lo que no se pudo hacer con 11 fue mucho más dificil, casi imposible. Tejada dejó la delantera y ocupó el puesto de Prado y a punta de centros y corners los 10 cerveceros tuvieron atorado al equipo visitante con el delirio de sus tribunas que goza lo indecible cuando lo ve tirado totalmente en su área – espiritu de equipo chico que siempre muestra -. El partido ganó en emoción por que el ataque celeste abrió espacios en su propia defensa y el visitante empezó a contragolpear y en esos contragolpes se vió la calidad de Heredia que realizó hasta tres muy buenas atajadas.

Cristal no pudo ganar a pesar de que fue un partido que pudo ganarlo tranquilamente, con superioridad y con autoridad. Cristal se terminó de alejar y ahora ve cómo un nuevo campeonato se le escapa de las manos ante un rival que con sólo órden y presión parece que se lleva el título.

Da la impresión de que el campeonato ha terminado. Sin embargo aún nos quedan cuatro partidos en los que el principal objetivo va a ser lograr que esto que ayer mostró Sporting Cristal se termine de consolidar. Tenemos que volver a hacer inexpugnable el San Martín y volver a derrochar autoridad en las demás canchas del país. No es tarea fácil pero este equipo dió la impresión de que puede hacerlo. Y quien sabe, si las cosas las hacemos bien, posiblemente por esas vueltas del fútbol podemos volver a vernos cerca del título del apertura.

Alineaciones:

Sporting Cristal: Heredia, Prado, Villalta, Anchante (Tejada 62′), Ramos, Hernández, Razzotti, Lobatón, Palacios, Sánchez (Sheput 77′) y Ximénez.

DT: Juan Carlos Oblitas

Gol: Sánchez (30′)

Amarilla: Lobatón (10′)

Roja: Prado (75′)

Universitario: Fernández, Duarte (Balta 27′), Galván, Araujo, M. Torres (Landauri 63′), Rabanal, Neyra, Gonzáles (Bernales 52′), R. Torres, Hurtado, Jiménez.

DT: Ricardo Gareca

Goles: Neyra (8′) y Hurtado (43′)

Amarilla: Neyra (30′)

Árbitro: Héctor Pacheco (mal)

Estadio Nacional de Lima.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación