La Cancha: Universidad San Martín 1 – Sporting Cristal 1

La Cancha: Universidad San Martín 1 – Sporting Cristal 1

Por -
0 186

Parecía que nos íbamos con tres puntos y sólo llevamos uno. De pronto, de ser un equipo que trepó hasta el noveno puesto, que estaba a tres puntos de salir de la zona de descenso en el acumulado, de ser un equipo robustecido, pasamos a ser un equipo desesperado, aún inseguro y todavía implicado en la baja.

Jugando en la cancha sintética del Nacional y en un horario que evitó totalmente a que vaya más gente, Sporting Cristal salió a la cancha desesperado. La para, en vez de darnos tranquilidad no hizo sino subirnos innecesariamente las revoluciones. Cuatro amonestados, uno de ellos expulsado, y varias faltas innecesarias complicaron más de la cuenta al equipo.

Como siempre, Cristal salió a matar pero no mata. Sus ataques se fueron diluyendo en si mismos mientras nos ganamos dos tarjetas amarillas innecesarias. Villalta y Delgado consiguieron amonestaciones que se podían evitar, especialmente Delgado, y eso condicionó al equipo. Tanto así que a la media hora de juego Villalta vio una segunda amarilla -totalmente desproporcionada la sanción de Rivera- por una mano en la mitad de la cancha. 10 hombres y parecía que nuevamente nos chocabamos contra nuestras intenciones.

Damián está resolviendo, algo que no  hizo en mucho tiempo. Parece que le está agarrando el truco. Van dos fechas consecutivas que nos sorprende con un gol de buena factura, el mismo que puso en ventaja a Cristal y que era un premio más a las ganas que a una real superioridad en el campo. Los siguientes mintuos del primer tiempo siguieron mostrando sólo ganas.

Era evidente que en el complemento San Martín iba a salir a atacar, está noveno y necesita llegar entre los seís primeros para poder jugar por el campeonato. Era previsible que Rivera iba a buscar aprovechar la superioridad numérica y que se iba a venir con todo. Oblitas no lo vio así. Inexplicablemente Cristal no mostró ninguna variante, ningún jugador que refuerce el medio campo que quedó desprotegido. Ya en el primer tiempo, ante la expulsión de Villalta, bajó Marcos Delgado a jugar de central; luego entraría Ramos por García, lesionado, y Delgado regresaría a su posición en el medio. Con todos estos movimientos, era previsible que el mediocampo cervecero iba a recibir mas presión. El segundo tiempo fue como previsiblemente iba a ser.

San Martín se fue con todo y prácticamente arrinconó a Cristal en su campo. Jugando a la defensa y al contragolpe, el cuadro celeste buscaba asegurar la victoria. San Martín, luego de atacar incesantemente durante todo el segundo tiempo, encontró el empate en un tiro de larga distancia de Salazar que cogió adelantado a Erick Delgado y de pronto el horizonte se volvió a nublar. En los últimos cinco minutos, Oblitas hizo los dos cambios que faltaban disponiendo el ingreso de Jorge Soto y Chará. Cambios totalmente tardíos. Ya San Martín nos había empatado y el tiempo no dió para que ninguno de estos dos jugadores pueda hacer algo.

Los albos no demostraron ser mas equipo que Cristal, esa es una historia conocida y su repetición nos llevó al fondo de la tabla. Cristal no encuentra cohesión como equipo para poder definir los partidos y el técnico hoy se equivocó. Para el segundo tiempo era necesario el ingreso de un medio de recuperación adicional. Llama la atención que Lizarbe no haya estado convocado a este partido, llama la atención que no se haya tomado a Espejo para que coopere en esa labor en vez de un hoy intrascendente Lobatón.

Tal vez nos confiamos un poco y nos olvidamos que aún somos un equipo que tiene que salvar la categoría y que necesitamos defender cada punto y cada gol como si fuera el último. Tal vez, Juan Carlos Oblitas no recordó que estamos penúltimos y que ese 1 a 0 no debía moverse así Cristal termine jugando con los 10 en la defensa. Tal vez la última victoria y estos días de receso nos hicieron olvidar que estamos urgidos de puntos.

Hemos conseguido un punto más de visita. Dentro de lo que es la teoría (ganar de local y sacar puntos de visita), estamos yendo bien hasta ahora. Pero siempre queda ese sinsabor de que estamos logrando poco, peleando por no quedar últimos. El  sábado nos enfrentamos a la crema y aunque tengamos que utilizar nuevamente el Nacional, seremos locales y ahí si, Juan Carlos, no podemos perder. Si vamos 1 – 0 no podemos arriesgar el segundo tiempo y debemos defender nuestra permanencia aunque ello implique que nos tengamos que meter al arco.

Hay, sin embargo, una idea que me queda flotando. El partido con Ancash se ganó con un equipo que fue empujado desde la tribuna. Quizá esa era la razón de programar este partido en un horario tan poco inteligente, evitar que la gente de Cristal esté ahí empujando a su equipo. Es destacable lo de la gente que estuvo en la tribuna pero definitivamente, si el partido se hubiera jugado a otra hora, hubieramos sido más. El sábado, ante la U, tenemos que estar todos, la categoría la tenemos que salvar todos y el empuje tiene que venir desde sur, oriente y occidente. No tenemos otra opción.

Alineaciones:

Universidad San Martín: Butrón, Chacón, Huamán, Fernández, Contreras, Del Solar (Salazar 75′), García, Perez, Hinostroza (Quinteros 72′), Leguizamón (Arriaga 46′), Montes.

DT: Víctor Rivera

Gol: Salazar (80′)

Amarillas: Contreras (64′), Perez (74′)

Sporting Cristal:  E. Delgado, Prado, Anchante, Villalta, Hernández, M. Delgado, Lobatón, Ísmodes (Soto 85′), Palacios, García (Ramos 42′), Da Silva (Chará 83′).

DT: Juan Carlos Oblitas (suspendido). Walter Fiori dirigió al equipo desde la cancha.

Gol: Ísmodes (44′)

Amarillas:  Villalta (15′), E. Delgado (22′), Ísmodes (60′), Hernández (78′).

Roja: Villalta (30′)

Estadio Nacional de Lima

Árbitro: Victor Hugo Rivera.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación